sábado, 10 de septiembre de 2011

Soy una base de datos

Una escena cómica que no llegaría a España de no ser por los Fansub
Si amigos... resulta que tras un árduo día de trabajo (o incluso una semana) necesito descargar mi estrés y relajarme viendo lo que más me gusta: series anime y manga .

Mi historia con el mundo del arte del entretenimiento de origen japonés viene desde que tengo conciencia gracias a un programa de la TVG (canal de televisión autonómica en Galicia) llamado "Xabarin club" en el cual se emitían series como la célebre Dragon ball y en la 2 de televisión española (canal que me hizo educativas las tardes con documentales y que cuando tengo tiempo veo Saber y ganar) donde se emitía la serie "Slayers" con el nombre de "Reena y Gaudy".

Durante años vi muchas series con el doblaje claramente en caida español y el aun decente gallego hasta uno de los días más raros de mi vida. En clase, durante mi bachillerato, uno de mis compañeros y amigo de la infancia le propuso al profesor emitir en clase unos capítulos de una serie "de dibujos animados" (no me gusta esa denominación) en versión original y el profesor llevado por un claro afán de cobrar el salario de ese mes sin hacer nada se lo concedió.

La serie a emitir fue "Naruto", y los capítulos eran los de la batalla que tenía con Sasuke en el Valle del fin. Sorprendentemente la serie causó espectación entre mis compañeros, puesto que el japonés no es un idioma que se escuche en la televisión o la calle con frecuencia, causando risas entre algunos y voces despectivas entre otras nombrando lo que yo era sin haberlo percibido hasta entonces: Friki.

Regresando al tema origen; he de decir que el hecho de ver algo que sería emitido muy en el futuro en España (o ni eso) estaba pasando ante mis ojos y sentir la fuerza de las voces caló muy profundo en mi. Es cierto que me habían pasado vídeos con escenas en japonés anteriormente pero esto era muy distinto.

A la tarde del mismo día y con el spoiler de mi serie de la tele favorita del momento busqué en la red y encontré foros de traductores aficionados que lo hacían por amor al anime ... los llamados "Fansub" fascinado por todo lo que entraba en ese ordenador de la biblioteca pública comencé a ver series que me recomendaba mi amigo y empecé a relacionarme con la gente de un foro llamado NKK. En ese foro hice amigos, fui confidente, enriquecí mis conocimientos del mundo del anime y el manga, y poco a poco me hice mi hueco en el foro hasta llegar a dirigirlo. Cuando me quise dar cuenta habían pasado año y medio, veía 5 series a la vez y lo que me impresionó más: veía los capítulos en versión original únicamente... llegando a verlos sin leer algunos subtítulos.

Las palabras que esos personajes articulaban se emitían en subtítulos bastante largos y con frecuencia efímeros en pantalla por lo que se fué desarrollando una mayor capacidad lectora y comprensión del idioma. Había ocasionas en las que podía descubrir fallos en la traducción de algunos capítulos y al cabo de un tiempo fansubs cambiaban alguna escena para lo que yo les interpretaba por estar en lo cierto. Me sentía en una nube.

Pero durante este tiempo en el foro surgió un miembro que se hizo poco a poco con el poder (mis estudios de bachillerato y mis futuras pruebas laborales no podían competir con sus 6 horas de conversación diarias además de sus horarios sudamericanos) y el foro se desintegró. afligido por él estuve buscando otro foro en el que caer hasta que encontré un anuncio de que se buscaba personal de traducción en un Fansub, hice las pruebas y me concedieron una serie de la que traduje 8 capítulos.

Pero el final de mi vida académica llegó a su fin y me puse a trabajar. Mi trabajo requiere de unos meses de preparación antes de firmar el contrato y los pasé en Cádiz aparqué la traducción y muchas de las series que seguía se quedaron estancadas puesto que en 5 meses solo tuve como máximo 3 horas de internet a la semana e incluso algunas de esas horas las perdía para poder descansar en la litera. Una época de parón Otaku que me hizo pensar en otras cosas. Llevaba siempre encima una libretilla en la que escribía algún poema o partes de una historia que se me ocurría dando a formarse en mi cabeza una novela que estoy intentando plasmar hoy día en mi PC... pero esos meses dieron paso a la firma del famoso contrato y mi traslado a mi lugar actual de trabajo: Valencia.

En Valencia he podido seguir desarroyando mi afición al mundo anime y manga y he buscado infructuosamente un curso que me preparase para los exámenes de Madrid de japonés nivel 5 (el más básico) y traduje una película para un fansub que no la publicó... pero la sensación de apretarte los auriculares a la cabeza para saber lo que dice un individuo y darte cuenta que lo logras descifrar me trajo viejos recuerdos; amplié todavía más mi colección de anime y busqué en la red los que tenían mejores subtítulos para conservarlos del mayor enemigo del anime: la caducidad de links. Tengo series traducidas por gente que desapareció llevándose al paso del tiempo los links de sus trabajos y perdiéndose irremediablemente por la eternidad y por ello resulté descubrir que mis conocidos me usaban de enciclopedia del anime.

En conclusión: Estoy aquí para ofrecer mis conocimentos del mundo anime y continuar actualizando mi enciclopedia... para lo que cuento con ustedes y sus aportes y preguntas.

atentamente... este humilde otaku

PD: este no va a ser el único tema de mi blog y en posteriores sesiones haré mi parte dedicada a la historia antes mencionada así como su progresión. Si quieren preguntar algo pueden hacerlo aquí o en mi cuenta de deviantart.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

【MMD】有頂天LOVEをうちの娘達に踊ってもらった【東方コス】